AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este servicio web pertenece a la Asociación Misioneros de la Esperanza (en adelante MIES) con CIF número R3000038D y domicilio en C/ Calzada de la Trinidad nº 16, 29009 Málaga (en adelante MIES).
MIES está inscrita en el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia con el número 924-SE/C.
Puede contactar con nosotros a través del Teléfono +34 952 277 488 o a través de nuestro correo electrónico secretariageneralmies@hotmail.es.
MIES ofrece esta web para facilitar el acceso público a la información de que dispone, así como para facilitar información de los actos y actividades que se desarrollan dentro de la propia Asociación. MIES procura que la información disponible en esta web sea exacta y precisa, y procede a su actualización con la máxima celeridad posible, tratando de evitar errores y, corrigiéndolos tan pronto como los detecta. No obstante, MIES no puede garantizar la inexistencia de errores, ni que el contenido de la información se encuentre permanentemente actualizado. Del mismo modo, MIES no es responsable de la exactitud y actualización de la información proveniente de otras personas físicas o jurídicas que conste en la página web a la cual se remita.

Política de privacidad

La política de privacidad de MIES está presidida por el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de protección de datos de carácter personal.
De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, informamos a los usuarios que envíen sus datos a través de los formularios existentes en esta página web, de nuestro correo electrónico o mediante cualquier otro medio, que sus datos personales se incorporarán a los ficheros propiedad de MIES que han sido creados con la finalidad de gestionar el funcionamiento de la propia Asociación según sus estatutos, gestionar las actividades que realiza y los proyectos sociales, así como informar de las actividades que se realizan dentro de la Asociación.
Si ha facilitado su dirección electrónica o su número de teléfono le informamos que podrán ser utilizados para informarle de las actividades y actos que organiza MIES así como envío de información de la Asociación que pueda ser de su interés. Por lo que al facilitar esta información, está dando su consentimiento al uso de sus datos por la Asociación.
Informamos a nuestros asociados que sus datos se podrán facilitar, de acuerdo con los estatutos, a otros miembros de la Asociación que pueden estar en terceros países donde MIES tenga presencia, por lo que los socios al aceptar los estatutos, están consintiendo de igual forma a las posibles comunicaciones de sus datos a otros socios que pueden estar en distintos países donde MIES esté presente.
Durante los distintas actividades grupales, de ocio y tiempo libre, viajes, excursiones, talleres formativos y eventos organizados por MIES, se podrán obtener fotografías y grabaciones de imágenes que serán utilizadas con fines promocionales y educativos y que podrán ser expuestos para estos fines en los medios que MIES considere oportuno, incluida su página web, por lo que las personas participantes en estas actividades y eventos, especialmente si son de carácter público, quedan informadas de este hecho. En caso de oponerse, se lo deberán comunicar al monitor de la actividad, a la persona que realice la fotografía o filmación o ejercer sus derechos en los términos establecidos en la legislación vigente en materia de protección de datos.
Los datos de las personas que participen en las distintas actividades, viajes y excursiones organizados por MIES, se podrán ceder a las compañías aseguradoras en los casos que la legislación vigente así lo establezca.
Informamos que los datos que trate MIES en los programas sociales y de mediación ante conflictos se tratarán con la máxima confidencialidad. MIES solamente comunicará sus datos a otras Administraciones, entidades u organizaciones con competencia en la materia y a organizaciones sin ánimo de lucro de forma que se puedan prestar los programas sociales que hayan sido requeridos y en los términos establecidos en la Legislación vigente. Asimismo, será necesario que los usuarios firmen el preceptivo consentimiento para que se puedan realizar las derivaciones a otras entidades privadas y organizaciones sin ánimo de lucro.
MIES como responsable de sus ficheros, ha procedido a inscribirlos en la Agencia Española de Protección de Datos y ha adoptado las medidas de índole técnica y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los datos de carácter personal y evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.
MIES garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados bajo el control y las medidas de seguridad anteriormente citadas.
Se pueden ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente mediante carta, en la que se adjuntará documento identificativo, dirigida a Misioneros de la Esperanza en C/ Calzada de la Trinidad nº 16, 29009 Málaga.
Para cualquier duda y/o aclaración pueden enviar un correo electrónico a secretariageneralmies@hotmail.es

Condiciones de uso del servicio web

Este servicio web tiene una zona de acceso libre que es de carácter informativa y una zona de acceso restringido para usuarios registrados. Para acceder a la zona de acceso restringido es necesario disponer de usuario y contraseña.
Dentro de la zona web de acceso libre se pueden enviar consultas a MIES sin necesidad de identificarse previamente. Los datos que sean enviados a MIES serán utilizados para contestar a su petición y para enviar información de carácter informativo. Los mensajes enviados a MIES se responderán a la mayor brevedad posible, pero no se puede garantizar que todos los mensajes sean respondidos, especialmente si ha enviado de forma errónea alguno de sus datos.
Los usuarios del servicio web que accedan a la zona de acceso restringido deberán guardar el debido secreto y mantener la confidencialidad sobre los datos a los que accedan y especialmente respecto a los datos de carácter personal a los que puedan acceder utilizando el servicio web. Por tanto, será responsabilidad exclusiva de los usuarios cualquier mal uso que hagan de la información a la que se tiene acceso. Asimismo, los usuarios deberán custodiar correctamente las claves de acceso e impedir su uso a terceros no autorizados.

Contenido de la Web y links

MIES no se responsabiliza del mal uso que se realice de los contenidos de su página Web, siendo exclusiva responsabilidad de la persona que accede a ellos o los utilice.
MIES no asume responsabilidad alguna por la información contenida en páginas Web de terceros a las que se pueda acceder por enlaces (links) o buscadores de las páginas Web de MIES. La presencia de enlaces (links) en nuestra página Web tendrá finalidad meramente informativa y en ningún caso supone sugerencia, invitación o recomendación sobre los mismos.

Propiedad intelectual

Los derechos de propiedad intelectual del diseño de la página Web y los logotipos de la Asociación son titularidad de MIES y, por tanto, queda prohibida su reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, salvo para uso personal y privado. Igualmente, todos los nombres, marcas o signos distintivos que son de propiedad de MIES están protegidos por la Ley.

Legislación y Jurisdicción aplicables

Con carácter general, las relaciones entre MIES con los usuarios de esta página web se encuentran sometidas a la legislación y jurisdicción españolas.

Información sobre el uso de cookies

Esta página web puede utilizar cookies para el mantenimiento de la sesión del usuario y para guardar información de configuración de la página Web. En ningún caso se almacenarán datos de carácter personal en las cookies ni se utilizarán estas para obtener ni acceder a la información del usuario.
Las cookies son fragmentos de información que se almacenan en el sitio del usuario que utiliza el navegador a petición del servidor de la página Web. Los usuarios que no quieren recibir cookies o que deseen ser informados de cuando una cookie se va a instalar en su sistema, deberán configurar su navegador para que funcione de esta forma. También se informa que los usuarios pueden borrar todas la cookies generadas en cualquier momento.

Información sobre aspectos técnicos y de seguridad

Dentro de los servicios web existe una zona de acceso restringido a usuarios. Para el acceso a esta zona de acceso restringido será necesario disponer de usuario y contraseña. Los usuarios deberán cambiar la contraseña de forma periódica o al menos una vez al año.
Es responsabilidad de los usuarios, realizar cambios periódicos en la contraseña y evitar que otras personas distintas a los autorizados puedan conocer las claves de acceso a la zona de acceso restringido.
Los usuarios registrados en este servicio web deberán custodiar correctamente las claves de acceso e impedir su uso a terceros no autorizados. En el caso que algún usuario tenga sospechas de un uso indebido de su clave, deberá notificar este hecho a MIES como una incidencia de seguridad e inmediatamente deberá cambiar la contraseña de acceso.
Esta página Web está hospedada en los servidores del prestador de servicios de Internet contratado por MIES para la prestación de este servicio (en adelante el prestador de servicios).
Cuando el usuario utiliza los servicios de Internet de MIES, la dirección IP, la fecha y hora y otros datos como el tipo de navegador podrán ser almacenados en los servidores del prestador de servicios. Esta información será tratada por MIES solamente para análisis estadístico y para mejorar la accesibilidad de los servicios de Internet.
El prestador de servicios como responsable del hospedaje del servicio web de MIES está obligado a la adopción de las medidas de índole técnica y organizativas de tal forma que garanticen la seguridad de los datos, la información, los sistemas y los servidores que se utilizan para la prestación de este servicio, siempre teniendo en cuenta el estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.
MIES no será responsable de posibles daños o perjuicios que se pudieran derivar de interferencias, omisiones, interrupciones, virus informáticos, averías telefónicas, modificación malintencionada o desconexiones en el funcionamiento operativo de este sistema electrónico, motivadas por causas ajenas MIES así como retrasos o bloqueos en el uso del presente sistema electrónico causados por deficiencias o sobrecargas de líneas de datos o sobrecargas en el Centro de Procesos de Datos del prestador de servicios, en el sistema de Internet o en otros sistemas electrónicos, además de daños que puedan ser causados por terceras personas mediante intromisiones ilegítimas fuera del control de MIES.
Se exonera MIES de responsabilidad ante cualquier daño o perjuicio que pudiera sufrir el usuario como consecuencia de errores, defectos u omisiones en la información facilitada por MIES siempre que proceda de fuentes ajenas a MIES.

Imagen

(02/23) Romero Almodóvar, José Antonio 23/02/1996

Misionero de la Esperanza

0
rgl - 1/26/20 8:07:57 PM.000

Voy a intentar descubrir a Dios en su vida desde que soy consciente. Nos separan seis años, (yo menor que él). Contaré los hechos, cada uno, al leerlos, descubra la trayectoria de la acción de Dios en su vida. Como síntesis , de lo que voy a contar, una vida de escucha, entrega y servicio. “La persona lo primero” (lema de su inquietud pastoral) Ansia de Santidad. La primera imagen que conservo de mi hermano es verle salir de casa, a las ocho de la mañana, para ir a ayudar a Misa de las Monjas Concepcionistas de clausura, con un frío tremendo, arropado con una bufanda. Era fiel a la cita. El capellán, D. Joaquín, le mostró lo que era vivir en pobreza, servicio y entrega a los demás. Fue su modelo. Me lo ha comentado en alguna ocasión. De esta época conservo el testimonio de una señora que vivía en una casa, a las afueras del pueblo, hoy diríamos que en una chabola. ¿Tú de quien eres?, me preguntó, le dije y respondió: “Ah!!!!!!!!! Hermana del monaguillo de las monjas, ese chico tiene algo especial”. Me ayuda a bajar la escalera de la salida de la Iglesia y me pregunta si quiero me acompañe a casa”. Ese “algo especial” ha resonado en mi mente de niña, durante mucho tiempo. Al poco tiempo ocurrió que al pasar por mi puerta, el coche de una señora, camino de La Parroquia, se quedó mirando y sonrió (cosa rara). Mi madre vio que al que sonreía era a él. Salió y le preguntó, a qué se debía esa confianza. Confesó que había ido a visitarla porque le quería decir que se quería ir al Seminario y sus padres no podían costearlo. La señora, ricachona, le descubrió que ya le estaba pagando a mi otro hermano. Mi madre le reprochó que llevaba los pantalones rotos y muy dejado. Le contestó: ”madre, para pedir no puedes disimular lo que eres”. Al poco tiempo aparece un notario y comenta que le gustaría que sus hijos costearan una beca para un sacerdote. Mi hermana se entera y allí se va. Se ponen al habla con mi hermano y se materializó el hecho como sus padrinos. Los comentarios que he tenido con compañeros de Seminario coinciden en un seminarista ejemplar. Todos admiraban su profundidad y exigencia espiritual; su responsabilidad y compromiso, su exigencia en el cumplimiento del deber, y de las normas. El lema que le motivaba era llegar a la Santidad. Su modelo, desde pequeño fue Santa Teresita. Cuando venía en verano me hablaba de ella. Con su primer dinero como profesor del seminario, me regaló el libro: ”Cuando las grandes Santas eran niñas”, después me dio a leer a Sor Isabel de la Trinidad. De Uclés pasó a Cuenca para estudiar la Teología en el seminario mayor. Me comentaba un compañero: “siempre dispuesto a salir a evangelizar". Un año por San José salieron a los pueblos cercanos a hablar del seminario. Les pilló una tormenta que le dejó como secuela una bronquitis crónica. Le condicionó toda su vida con continuas crisis asmáticas. Dios se valió para que fuera motivo de encontrarse con los Misioneros de la Esperanza (nada ocurre porque sí). Era admirado por su capacidad de unir, integrar y motivar a la alegría promoviendo grupo de teatro para celebrar días señalados. Entonces ni en Navidad venían a casa. Llegó su ordenación y su espíritu misionero crecía. Planteó, a mis padres el marcharse a Misiones. Mi padre, en particular, clamaba al cielo ante tal decisión. Me resuenan las palabras con las que cerró la discusión: “sepáis que ante que hijo soy Sacerdote”. Su destino no tardó y lo nombraron Padre Espiritual del Seminario Menor en Uclés. De allí pasó a Málaga aconsejado por los médicos. Me dijo: “qué duro es ser joven y aceptar que estás enfermo”. En Uclés lo pasó mal por varios motivos: sus crisis asmáticas le cambiaban el humor. Por otro lado era exigente con los alumnos, como él lo era consigo mismo. La respuesta e inquietud espiritual eran sus pautas para el seguimiento espiritual de los seminaristas. “muchos son los llamados y pocos los elegidos”, (añado yo). De esa época hay opiniones para todo. Se integró en los cursillos de Cristiandad. Allí lo admiraban por su profundidad y clarividencia de la vivencia de Dios. (me decían varios cursillistas). Las comunidades religiosas le llamaban para darles los retiros y dirección espiritual. Tenía fama su espiritualidad. Lo mejor de todo, era tremendamente humano. No soportaba que su actitud, o alguna expresión, pudiera dañar a alguien. Que pudieran necesitarlo y no detectarlo, le creaba un trauma . El servicio y el olvido de sí mismo, le definían como compromiso con Dios y con la Iglesia. Gran espíritu de obediencia a las normas eclesiales. Era realista pero sabía disculpar y comprender. Muy culto, sin presunción. La humildad, la acogida y el compartir lo que tenía, eran su lema dejando ver a Dios en toda su vida. Sufrió humillación, cuando no se valoraba su labor y realización de sus inquietudes pastorales (ocurre en las mejores familias). Se le puso alguna piedra en el camino. Alguna vez le he dicho que se aprovechaban de él. No le importaba si servía para que los otros se realizaran. “Si alguien me necesita, no puedo quedarme pensando si se aprovecha o me engaña, mi deber es acudir”. Vivía una vida Consagrada a la Vida interior. Era consciente de sus debilidades humanas y se trabajaba desde el esfuerzo y mortificación. “El fuego desprende luz y calor a todo el que se acerca.” Me comentaba en alguna conversación. “Dejarte prender por el Amor de Dios y contagiar a todo el que se acerca”. Vivía, en esfuerzo continuo, por dejarse llevar de la Voluntad de Dios. Me consta que su humildad, le hizo pasar malos momentos pero me dejó el mensaje que ante Dios nada pasa desapercibido y nada ocurre porque sí. “déjate llevar y olvídate, trabaja por ver a Dios en los acontecimientos de tu vida, Él espera para acompañarte ante cualquier decisión que tomes en su nombre, cuenta con él y trabaja la decisión”. Firma: Pepita Romero Almodóvar (hermana del Padre Jose Antonio)