AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este servicio web pertenece a la Asociación Misioneros de la Esperanza (en adelante MIES) con CIF número R3000038D y domicilio en C/ Calzada de la Trinidad nº 16, 29009 Málaga (en adelante MIES).
MIES está inscrita en el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia con el número 924-SE/C.
Puede contactar con nosotros a través del Teléfono +34 952 277 488 o a través de nuestro correo electrónico [email protected]
MIES ofrece esta web para facilitar el acceso público a la información de que dispone, así como para facilitar información de los actos y actividades que se desarrollan dentro de la propia Asociación. MIES procura que la información disponible en esta web sea exacta y precisa, y procede a su actualización con la máxima celeridad posible, tratando de evitar errores y, corrigiéndolos tan pronto como los detecta. No obstante, MIES no puede garantizar la inexistencia de errores, ni que el contenido de la información se encuentre permanentemente actualizado. Del mismo modo, MIES no es responsable de la exactitud y actualización de la información proveniente de otras personas físicas o jurídicas que conste en la página web a la cual se remita.

Política de privacidad

La política de privacidad de MIES está presidida por el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de protección de datos de carácter personal.
De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, informamos a los usuarios que envíen sus datos a través de los formularios existentes en esta página web, de nuestro correo electrónico o mediante cualquier otro medio, que sus datos personales se incorporarán a los ficheros propiedad de MIES que han sido creados con la finalidad de gestionar el funcionamiento de la propia Asociación según sus estatutos, gestionar las actividades que realiza y los proyectos sociales, así como informar de las actividades que se realizan dentro de la Asociación.
Si ha facilitado su dirección electrónica o su número de teléfono le informamos que podrán ser utilizados para informarle de las actividades y actos que organiza MIES así como envío de información de la Asociación que pueda ser de su interés. Por lo que al facilitar esta información, está dando su consentimiento al uso de sus datos por la Asociación.
Informamos a nuestros asociados que sus datos se podrán facilitar, de acuerdo con los estatutos, a otros miembros de la Asociación que pueden estar en terceros países donde MIES tenga presencia, por lo que los socios al aceptar los estatutos, están consintiendo de igual forma a las posibles comunicaciones de sus datos a otros socios que pueden estar en distintos países donde MIES esté presente.
Durante los distintas actividades grupales, de ocio y tiempo libre, viajes, excursiones, talleres formativos y eventos organizados por MIES, se podrán obtener fotografías y grabaciones de imágenes que serán utilizadas con fines promocionales y educativos y que podrán ser expuestos para estos fines en los medios que MIES considere oportuno, incluida su página web, por lo que las personas participantes en estas actividades y eventos, especialmente si son de carácter público, quedan informadas de este hecho. En caso de oponerse, se lo deberán comunicar al monitor de la actividad, a la persona que realice la fotografía o filmación o ejercer sus derechos en los términos establecidos en la legislación vigente en materia de protección de datos.
Los datos de las personas que participen en las distintas actividades, viajes y excursiones organizados por MIES, se podrán ceder a las compañías aseguradoras en los casos que la legislación vigente así lo establezca.
Informamos que los datos que trate MIES en los programas sociales y de mediación ante conflictos se tratarán con la máxima confidencialidad. MIES solamente comunicará sus datos a otras Administraciones, entidades u organizaciones con competencia en la materia y a organizaciones sin ánimo de lucro de forma que se puedan prestar los programas sociales que hayan sido requeridos y en los términos establecidos en la Legislación vigente. Asimismo, será necesario que los usuarios firmen el preceptivo consentimiento para que se puedan realizar las derivaciones a otras entidades privadas y organizaciones sin ánimo de lucro.
MIES como responsable de sus ficheros, ha procedido a inscribirlos en la Agencia Española de Protección de Datos y ha adoptado las medidas de índole técnica y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los datos de carácter personal y evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.
MIES garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados bajo el control y las medidas de seguridad anteriormente citadas.
Se pueden ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente mediante carta, en la que se adjuntará documento identificativo, dirigida a Misioneros de la Esperanza en C/ Calzada de la Trinidad nº 16, 29009 Málaga.
Para cualquier duda y/o aclaración pueden enviar un correo electrónico a [email protected]

Condiciones de uso del servicio web

Este servicio web tiene una zona de acceso libre que es de carácter informativa y una zona de acceso restringido para usuarios registrados. Para acceder a la zona de acceso restringido es necesario disponer de usuario y contraseña.
Dentro de la zona web de acceso libre se pueden enviar consultas a MIES sin necesidad de identificarse previamente. Los datos que sean enviados a MIES serán utilizados para contestar a su petición y para enviar información de carácter informativo. Los mensajes enviados a MIES se responderán a la mayor brevedad posible, pero no se puede garantizar que todos los mensajes sean respondidos, especialmente si ha enviado de forma errónea alguno de sus datos.
Los usuarios del servicio web que accedan a la zona de acceso restringido deberán guardar el debido secreto y mantener la confidencialidad sobre los datos a los que accedan y especialmente respecto a los datos de carácter personal a los que puedan acceder utilizando el servicio web. Por tanto, será responsabilidad exclusiva de los usuarios cualquier mal uso que hagan de la información a la que se tiene acceso. Asimismo, los usuarios deberán custodiar correctamente las claves de acceso e impedir su uso a terceros no autorizados.

Contenido de la Web y links

MIES no se responsabiliza del mal uso que se realice de los contenidos de su página Web, siendo exclusiva responsabilidad de la persona que accede a ellos o los utilice.
MIES no asume responsabilidad alguna por la información contenida en páginas Web de terceros a las que se pueda acceder por enlaces (links) o buscadores de las páginas Web de MIES. La presencia de enlaces (links) en nuestra página Web tendrá finalidad meramente informativa y en ningún caso supone sugerencia, invitación o recomendación sobre los mismos.

Propiedad intelectual

Los derechos de propiedad intelectual del diseño de la página Web y los logotipos de la Asociación son titularidad de MIES y, por tanto, queda prohibida su reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, salvo para uso personal y privado. Igualmente, todos los nombres, marcas o signos distintivos que son de propiedad de MIES están protegidos por la Ley.

Legislación y Jurisdicción aplicables

Con carácter general, las relaciones entre MIES con los usuarios de esta página web se encuentran sometidas a la legislación y jurisdicción españolas.

Información sobre el uso de cookies

Esta página web puede utilizar cookies para el mantenimiento de la sesión del usuario y para guardar información de configuración de la página Web. En ningún caso se almacenarán datos de carácter personal en las cookies ni se utilizarán estas para obtener ni acceder a la información del usuario.
Las cookies son fragmentos de información que se almacenan en el sitio del usuario que utiliza el navegador a petición del servidor de la página Web. Los usuarios que no quieren recibir cookies o que deseen ser informados de cuando una cookie se va a instalar en su sistema, deberán configurar su navegador para que funcione de esta forma. También se informa que los usuarios pueden borrar todas la cookies generadas en cualquier momento.

Información sobre aspectos técnicos y de seguridad

Dentro de los servicios web existe una zona de acceso restringido a usuarios. Para el acceso a esta zona de acceso restringido será necesario disponer de usuario y contraseña. Los usuarios deberán cambiar la contraseña de forma periódica o al menos una vez al año.
Es responsabilidad de los usuarios, realizar cambios periódicos en la contraseña y evitar que otras personas distintas a los autorizados puedan conocer las claves de acceso a la zona de acceso restringido.
Los usuarios registrados en este servicio web deberán custodiar correctamente las claves de acceso e impedir su uso a terceros no autorizados. En el caso que algún usuario tenga sospechas de un uso indebido de su clave, deberá notificar este hecho a MIES como una incidencia de seguridad e inmediatamente deberá cambiar la contraseña de acceso.
Esta página Web está hospedada en los servidores del prestador de servicios de Internet contratado por MIES para la prestación de este servicio (en adelante el prestador de servicios).
Cuando el usuario utiliza los servicios de Internet de MIES, la dirección IP, la fecha y hora y otros datos como el tipo de navegador podrán ser almacenados en los servidores del prestador de servicios. Esta información será tratada por MIES solamente para análisis estadístico y para mejorar la accesibilidad de los servicios de Internet.
El prestador de servicios como responsable del hospedaje del servicio web de MIES está obligado a la adopción de las medidas de índole técnica y organizativas de tal forma que garanticen la seguridad de los datos, la información, los sistemas y los servidores que se utilizan para la prestación de este servicio, siempre teniendo en cuenta el estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.
MIES no será responsable de posibles daños o perjuicios que se pudieran derivar de interferencias, omisiones, interrupciones, virus informáticos, averías telefónicas, modificación malintencionada o desconexiones en el funcionamiento operativo de este sistema electrónico, motivadas por causas ajenas MIES así como retrasos o bloqueos en el uso del presente sistema electrónico causados por deficiencias o sobrecargas de líneas de datos o sobrecargas en el Centro de Procesos de Datos del prestador de servicios, en el sistema de Internet o en otros sistemas electrónicos, además de daños que puedan ser causados por terceras personas mediante intromisiones ilegítimas fuera del control de MIES.
Se exonera MIES de responsabilidad ante cualquier daño o perjuicio que pudiera sufrir el usuario como consecuencia de errores, defectos u omisiones en la información facilitada por MIES siempre que proceda de fuentes ajenas a MIES.

Imagen

Homilía del domingo XXI del tiempo ordinario. 22-8-21

Homilía de Pepe Ruíz Córdoba completa en el contenido de esta noticia.

1
cm - 8/21/21 6:52:47 PM.000

HOMILÍA DOMINGO XXI T.O-B (22 agosto 2021) 

Jn 6, 60-69 

Las palabras de Jesús han zarandeado a sus discípulos. Lo seguían, pero aquello 

de lo que hablaba no se ajustaba a sus expectativas. Les movió a ir tras él la esperanza 

de una liberación terrena, pero Jesús hablaba de realidades que les perturbaban: 

verdadero pan bajado del cielo, pan que da vida eterna, pan que es su carne, comerla 

para vivir en él. Les resultaba demasiado duro su mensaje y comenzaron las críticas. Ante 

ellas no pone paños calientes ni matiza para suavizar, sino que anuncia que hay más y 

que sólo se podrá entender lo que dice desde el Espíritu y con la ayuda del Padre. Y 

comienzan los abandonos. Muchos toman la decisión de dejar de seguir a Jesús. O no 

era lo que esperaban, o tienen miedo, o no les interesa, o está tomando unos derroteros 

que no les gusta. Al parecer, a Jesús no les extraña porque los tiene “calados”, a los que 

nunca llegaron a creer e, incluso, al que llegaría a entregarlo. Y en ese contexto de 

definición tensa le hace la pregunta a los Doce: “¿También vosotros queréis marcharos?”. 

La respuesta de Pedro no tiene desperdicio: “Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes 

palabras de vida eterna”. Necesitan palabras de vida eterna y si abandonan a Jesús 

seguirían buscando; pero, ¿a quién van a acudir? Sólo él había llegado hasta el nivel del 

corazón donde nacía la sed que los convertía en buscadores. Pero su permanecer exigía 

creer en Jesús cuando muchos dejaron de hacerlo, apostar por él cuando otros retiraron 

sus apuestas, arriesgar cuando muchos temían las consecuencias de sus palabras: 

“Nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios”. 

Hoy nos da la impresión de que el mensaje de Jesús resulta tan duro que ni 

siquiera se considera: existe un Dios que lo creó todo; que se encarnó en Jesús que pasó 

haciendo el bien, que murió y resucitó; que sigue presente en la Iglesia, en los 

sacramentos, en la vida; que nos hace partícipes de su misión para construir el Reino de 

paz, justicia y amor en este mundo. ¿Quién se cree esto? Es verdad que siempre habrá 

sedientos de palabras de vida eterna que acuden en busca de calmar su sed. Esos que 

mientras todos vienen para acá, ellos van para allá. Son buscadores, los cuales, muchos 

de ellos, han descubierto en Jesús un pan que apunta a saciar de plenitud. La verdad es 

que tienen su mérito porque afirman lo que la masa niega; dicen saber lo que la mayoría 

ignora; apuestan y creen en contra de todas las tendencias sociológicas.

Entonces parece que tenemos los que se van y los que se quedan, los que se 

apartan de Jesús y los que permanecen cercanos a él. Esto resultaría bastante sencillo, 

pero la vida no lo es o nosotros la complicamos. Al parecer tenemos a los que se van, a 

los que se van quedándose y a los que realmente quieren vivir de fe. A los primeros los 

situamos, pero ¿y aquellos que están idos sin irse? Son los que el lenguaje de Jesús les 

resulta duro y han optado por vivir guardando las apariencias. Dicen que le siguen, pero 

no le hacen caso. Viven de formas y apariencias religiosas pero han desterrado o no 

permiten que Dios visite su centro de decisiones reales. Pero lo que realmente hace 

compleja esta situación es que esto no se hace con “mala voluntad”. Una corriente de 

abandono colectivo de la fe se ha “colado” en medio de la vida normal de la comunidad 

creyente casi sin ser percibida. Y es cuando vamos funcionando, aparentemente de 

forma normal, pero de nuestras actividades, programaciones, formaciones y misiones 

hemos extirpado lo más genuino de la fe. Lo “malo” no es que muchos no crean, sino los 

que piensan que creen habiéndose ido hace tiempo.

Los que estamos muy seguros de nuestra fe hemos de volver a escuchar con 

atención la pregunta de Jesús: “¿También vosotros queréis marcharos?”. Partimos de la 

certeza de que el Padre nos posibilita el seguimiento, pero nuestra colaboración debe ser 

caminar con actitud de discernimiento para vivir en fe cada paso de la existencia. De esta 

manera, vivir la fe sin un conocimiento personal, sin prestar atención a la vida, sin 

profundizar en lo que nos ocurre, sin acudir a la Palabra en busca de luz, sin volver a la 

vida iluminados por la Palabra, sin aplicar pensamiento en las decisiones que tomamos y 

en las actividades que llevamos a cabo, sin concretar en pasos decididos todo lo que 

descubrimos, en el fondo, es haber abandonado el seguimiento de Jesús.